Saltar al contenido
Expertos en Pinzas para tubo de ensayo

Pinzas Para Tubo de Ensayo

Pinzas para tubo de ensayo

En el laboratorio hay una lista de instrumentos más que amplia: Soportes universales, gradillas, mecheros, vidrios de reloj, morteros, pipetas volumétricas y muchos otros artículos adicionales.

Sin embargo, hay uno en específico bastante universal y útil, indispensable en el área que sea que se trabaje, y ese es el tubo de ensayo, un material de vidrio que sirve para contener líquidos o sólidos y ver como estos reaccionan a ciertas temperaturas u otras sustancias.

Teniendo este detalle en cuenta, es de lógica asumir que un tubo de ensayo no debe ser operado con las manos, ni siquiera si se usa guantes. No señor, para ello existe la pinza para tubos de ensayos.

La pinza para tubo de ensayo, es un instrumento metálico o de madera que sirve para manipular con soltura y a voluntad los tubos de ensayo, pues no tiene soporte alguno y debe tomarse por el extremo contrario. Claro que, hay algunas que pueden atornillarse al soporte universal.

Todo depende del tipo de pinza.

¿Para qué sirven las pinzas para tubos de ensayo?

Sujetar es su función principal. Sin embargo esta puede variar según el material del que esté hecho, su tamaño y el ángulo de apertura máxima y mínima.

Por ejemplo, las pinzas de madera, aunque no son recomendables para manejar tubos de ensayo a altas temperaturas, son las más populares por ser de precio asequible. Abundan en instituciones escolares por esta razón.

Las pinzas Stoddard, por otro lado, -que pueden ser de níquel o bronce- suelen medir cinco pulgadas y sí son propicias para el trabajo en grandes temperaturas. No permiten sujetar tubos de ensayo de gran tamaño.

pinzas-tubo-ensayo

Finalmente las pinzas semi micro son muy versátiles, pues también soportan temperaturas altas pero su ángulo sí es lo suficientemente amplio para agarrar tubos de ensayo grandes.

Ahora con respecto a la angulación, también se presentan tres opciones: están el modelo A, modelo B, modelo C y el modelo D.

  • Pinzas modelo A. Es el más común, tienen una apertura máxima de 180º y no tiene una apertura mínima. Esto quiere decir que pueden sujetarse hasta varillas muy delgadas.
  • Pinzas Modelo B. También abre hasta un máximo de 180º, tiene dos dedos en cada brazo pero su apertura mínima es moderada. Puede llegar a soportar condiciones extremas.
  • Pinzas  Modelo C. No tiene dedos, sino dos superficies semicilíndricas que abren máximo 20 º .
  • Pinzas Modelo D. Es más pequeño, está diseñado para manipular objetos muy grandes.

Características de las pinzas para tubos de ensayo

Las pinzas para sujetar tubos de ensayo son un instrumento de manipulación muy sencilla.

Son pinzas con un mecanismo parecido al de las tenazas; son dos brazos  conectados a: un dedo, dos dedos, tres dedos (llamados así por ser prolongaciones alargadas y curvas) o extremidades continuas semicilíndricas que ejercen presión  la una contra la otra para sujetar el tubo.

Cada brazo y la prolongación de los mismos posee un recubrimiento de policloruro de vinilo –también conocido como PVC-, fieltro, corcho o algún tipo de plástico resistente al calor para que el metal no entre en contacto directo con el vidrio.

comprar pinzas para tubo de ensayo

No deben confundirse con las pinzas para crisol, que son bastante parecidas a las de tubo de ensayo, pero que se diferencian por ser accionadas como una tijera y tener un extremo de dos varillas curvas.

Ahora, todo lo anterior aplica para las pinzas para tubo de ensayo de metal, pero las de madera son un tanto distintas.

Las de madera usan un mecanismo de palanca de primer nivel, parecido a los ganchos de ropa. Uno de los brazos de la pinza está tallado para abrazar el tubo y se sujeta al otro a través de un resorte elástico que las mantiene cerradas.

Ventajas de las pinzas para tubos de ensayo

  • Agarre: la sujeción firme y estable que ofrecen las pinzas para tubo de ensayo permite mover o manipular el tubo de ensayo a gusto y con seguridad.

Estas pinzas, en cambio, están hechas de los materiales más competentes para la tarea y la forma en la que son talladas se ajusta al cuerpo del tubo a la perfección.

  • Comodidad: las pinzas pueden sujetarse con una sola mano y permiten transportar el tubo de ensayo con facilidad. Ya sea para desmontarlo y depositarlo en otro lugar, para someterlos a temperaturas extremas o verter contenido en otro recipiente.
  • Seguridad: la suma del agarre firme y la comodidad sólo pueden traer como consecuencia la seguridad.

La manipulación de sustancias químicas siempre acarrea un riesgo, por muy mínimo que este pueda ser, pero con las pinzas se evitan quemaduras.

Así mismo se previene el posible contacto con sustancias peligrosas o que el tubo se resbale de las manos.

¿Dónde comprar pinzas para tubo de ensayo?

Las pinzas para tubo de ensayo pueden conseguirse y adquirirse en una variedad de lugares.

Primeramente en un abastecimiento de suministros de laboratorio o equipos quirúrgicos, sin embargo no son las únicas vías posibles.

Para aquellos que prefieren la comodidad de sus casas y la variedad casi infinita que ofrece el internet, hay ciertas plataformas online de compra y venta como Amazon.

Las Mejores Ofertas de Pinzas Para Tubo de Ensayo 

Webs que pueden interesarte:


verifyserptrade